Tudela, el legado de una Catedral. Exposicion

Exposición. Del 22 de septiembre de 2006 al 7 de enero de 2007. Catedral de Tudela.

El legado

10. Un promotor y un artista

Detalle de una obra de Verdusán

El verdadero interés de esta estancia, adaptada sobre otra anterior tardogótica, en 1657, reside en el conjunto de sus lienzos, encargados por el cabildo a Berdusán, seguramente a iniciativa de don Basilio Camargo, deán de Tudela entre 1657 y 1673. Este eclesiástico había sido colegial y catedrático de la Santa Cruz y alcalde de hijosdalgo de su Chancillería entre 1657 y 1673. Mientras fue deán se llevaron a cabo importantes proyectos en el proceso de barroquización de la colegiata, entre los que destaca el ciclo pictórico de la sala capitular y el diseño para realizar un nuevo retablo mayor. De su relación con las artes nos dan idea algunas pinturas que poseía, como diversos personajes de la casa de Austria, doce Sibilas, santos y retratos familiares.

El autor del ciclo, Vicente Berdusán, nació en Ejea de los Caballeros en 1632, se trasladó muy pronto a la capital de la Ribera, al quedar huérfano, criándose en casa de unos parientes dedicados a las artes: la familia de los Gurrea. Al comprobar sus dotes innatas para el dibujo y la pintura, acabó aprendiendo esta especialidad, primero con un tío suyo Hernando de Mozos, para pasar posteriormente a la Villa y Corte de Madrid, al taller de Juan Carreño de Miranda, pintor de Cámara, de cuyo estilo depende la mayor parte de su producción. Entre mediados de los cincuenta y 1697, fecha de su muerte, residió en Tudela, recibiendo encargos de las más prestigiosas instituciones y nobles de Aragón y Navarra, llegando a trabajar para Madrid y el País Vasco.

Este conjunto de pinturas, coetáneo de las grandes obras del pintor en Huesca o Veruela, nos sitúa en el capítulo de lo mejor del arte de Vicente Berdusán, ante su “valiente pincel”, en palabras de un cronista de la época que escribió sobre otro de sus conjuntos en la capital aragonesa.

Accesibilidad | Créditos

Fundación para la conservación del Patrimonio Historico de Navarra